Nosotros

Somos una comunidad educativa de formación técnica, que brinda acceso a todo y toda estudiante que lo requiera,  acogiéndole para su desarrollo personal, su interacción con la comunidad,  su ciudadanía en  un  esquema de  participación  democrática  y,  por  ende  responsable,  en  coherencia  con un medio ambiente sano y sustentable, logrando de este modo que en él o ella,  el aprendizaje ocurra y le permita crecer,  moviéndose socialmente.

Ser  una  instancia  de  educación  integral,  desde  el  ámbito  técnico  y valórico  que  desarrolle  en  los   jóvenes,  sus  talentos  y  sus  capacidades cognitivas, afectivas y sociales dentro de un marco democrático de apertura, adecuación y exigencias del mundo actual altamente tecnologizado.

Nuestra institución se caracteriza por plasmar en su quehacer educativo los siguientes sellos:

  • Liceo Técnico Profesional que brinda acceso al estudiante que lo requiere, acogiéndolo fraternalmente.
  • Liceo Técnico Profesional con oferta educativa con alta demanda empresarial por servicios financieros, globalizados y tecnologizados.
  • Liceo Técnico Profesional con variedad de estrategias educativas que buscan lograr que el aprendizaje ocurra en el o la estudiante y en ellos se internalice.
  • Liceo Técnico Profesional que mejora la  calidad de vida de sus estudiantes y otorgarles reales posibilidades de movilidad social.

Política de Calidad del Liceo Técnico Profesional Molina Lavin

Liceo Molina Lavin – COMEDUC

  • Ofrecer una formación técnica a jóvenes de educación media centrada en el desarrollo de competencias integrales que permitan su adaptabilidad a los puestos de trabajo  en coherencia con los cambios sociales y tecnológicos. En este contexto, el proceso formativo debe centrarse cada vez más en el desarrollo personal y en la provisión de valores y conocimientos que permitan una relación activa con un mundo más competitivo y complejo.Dotar de herramientas de aprendizajes a los y las alumnas del liceo que proceden de diferentes comunas del  sector poniente de Santiago. Se trata  de una población con altos índices de vulnerabilidad social, potencialmente activa los próximos cincuenta años, para los cuales la obtención de una licencia de educación y la oportunidad de certificación de competencias laborales para un mundo de trabajo pueden significar mayores y mejores oportunidades en su vida.El compromiso de nuestros docentes para con nuestros estudiantes no es sólo con la ciencia, sino también con la humanidad; no sólo con una asignatura de formación general o con su especialidad, sino también con la vida; no sólo con el conocimiento, sino también con los valores; no sólo consigo mismo, sino también con la sociedad; no sólo con el hoy, sino con el mañana, pero sobre todo, con el siempre.

La sociedad chilena, hasta principios del siglo 20, prefería para la educación de sus hijos la Enseñanza Humanista, la cual tenía como objetivo fundamental preparar a los jóvenes para ingresar a la universidad donde podrían seguir carreras liberales. La Enseñanza Comercial, no era mirada con gran ponderación por dicha sociedad; sin embargo ésta tenía gran auge en países europeos, donde se formaban profesionales idóneos para el desempeño de actividades comerciales, industriales, financieras y de administración pública.

Fue entonces, cuando Chile en busca de desarrollo en su ámbito económico, hacía los esfuerzos necesarios para que el país se encauzara en el camino de esta modalidad de enseñanza, afortunadamente los gobernantes de esta época así lo comprendieron y conformaron las bases organizativas que encauzaron la educación comercial chilena.

El 25 de febrero de 1966, nace el CENTRO EDUCACIONAL N° 1 de Quinta Normal, mediante Decreto de Educación N° 1725, suscrito por don Eduardo Frei Montalva Presidente de la República y por don Juan Gómez Millas, Ministro de Educación.

El establecimiento, se transforma en el INSTITUTO COMERCIAL N° 12 de Quinta Normal, de acuerdo al DS de Educación N° 701 del 11 de julio de 1974, y por causa de la transformación del Sistema Educativo Chileno en donde deja de existir el Estado Docente para convertirse en Estado Subsidiario, el ya afamado Instituto Comercial N° 12 de Quinta Normal, cambia su nombre por el de LICEO COMERCIAL B 76 de Quinta Normal, mediante DS de Educación N° 1051 del 22 de septiembre de 1978.

 

El 1º de febrero de 1987 inicia su administración delegada,  la Fundación Nacional del Comercio para la Educación dependiente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, bajo cuya tutela se extiende hasta la fecha.

El 20 de diciembre de 1993, por Decreto Exento de Educación N° 677 el Ministerio de Educación reasigna definitivamente el nombre de LICEO COMERCIAL MOLINA LAVÍN. Su nombre se debe a la calle Molina Lavín en donde se ubica en el populoso barrio de Lo Ampuero en Quinta Normal. La calle Molina Lavín debe su nombre al dilecto precursor de la aviación chilena, don Eduardo Molina Lavín.

Han dirigido el establecimiento los egregios docentes:

Gladys Olivares León

Leonel Eduardo Hernández Cristi

Tegualda Segovia Sotomayor.

Raúl Solano Danto.

Mirna Paredes Villagra

Miguel Ángel Zepeda Montenegro

Julio González Orellana.

Guillermo Ugalde Espinoza.

Miguel Ángel Zepeda Montenegro

Víctor Campos Pérez

En la actualidad, lo dirige el Profesor de Estado,  don Néstor Acevedo Farías.

Hoy somos  un establecimiento de educación media técnico profesional con una oferta educativa acreditada en el Sector Administración y Comercio en las Especialidades de ADMINISTRACION con mención en Recursos Humanos y con mención en Logística, y en CONTABILIDAD. El establecimiento está bajo administración delegada de la Fundación Nacional del Comercio para la Educación, conocida bajo en el nombre de Fundación Educacional Comeduc, según Decreto de Educación Nº 96,  del 17 de Febrero de 2014,  suscrito con el Ministerio de Educación.

Se ubica en  calle Molina Lavín Nº 01595, comuna de Quinta Normal, cercano al centro de la ciudad, en  conectividad con tres arterias  principales: “José  Joaquín  Pérez”,  “Mapocho”  y  “Sergio  Valdovinos”.   Este sector  se  caracteriza  además de ser  un  barrio  residencial, posee con  la  presencia  de  talleres mecánicos cercanos, pequeñas y medianas empresas. El Liceo Comercial Molina Lavín colinda con dos colegios municipales hacia su lado sur, ambos de Educación General Básica: El Colegio Abate Molina y la Escuela Insigne Gabriela.